TACTICA 16 "El Falso Cliente"

La Gladi. Atiende la verdulería como una lady chola.

EL FALSO CLIENTE


Táctica utilizada para conquistar damas que atienden en locales comerciales. El galán debe actuar como si su interés estuviera dirigido a los productos que se ofrecen en dicho comercio, pero esto no será así, ya que su único objetivo es el de conquistar a la bella vendedora.


Movimientos a realizar:


1. Esperarla a que salga al final del día y seguirla a su casa.


2. Anotar su dirección.


3. Ingresar a Internet y buscar a pagina que tiene cargada la guía telefónica, para colocar la dirección y así obtener él numero telefónico y su apellido.


4. Una vez conocido el apellido, alguien debe llamar a su casa haciéndose pasar por un integrante de algún organismo estatal, haciendo encuestas educativas y preguntar que estudios cursa la joven.


5. Al saber que estudios cursa se investigará en la facultad correspondiente que materias se encuentra cursando para así conocer sus horarios estudiantiles y laborales.


6. A trabajar.


Táctica para averiguar si tiene novio y que estudia (todo disimulando la voz)


1. Procurar llamar las veces necesarias para que atienda alguien que no es ella.


2. Cuando atiende la persona se dice lo siguiente: “Hola, que tal, ¿se encuentra Marcela?”. A lo que nos dirán que ya nos pasan con ella.


3. Cuando Marcela toma el teléfono le decimos: “hola Marce, mira, vos no creo que me conozcas, yo soy amigo de tu novio”. Primer momento critico, de desenlace. Se espera su respuesta que de ser relativa a que tiene novio como por ejemplo “Ah, ¿sos amigo de Enrique?” Se debe abortar misión cortando de manera brusca.


4. Si la respuesta es “¿Qué novio?”. Será música en los oídos del sujeto.


5. Paso seguido se comenta: “tu novio Ramiro”. Ella sentenciará con un “¡pero yo no tengo novio!”.


6. Una vez confirmado esto se sigue con: “discúlpame, ¿sos Marcela Guiraldez Goyena Pacheco?”. A lo que ella contestará obviamente que no.


7. Reír es lo que sigue y comentarle: “¿hablo con el 4556784?”. Cambiando algún numero. Ella dirá que no. Mas risas de sorpresa.


8. Pedir disculpas entre risas, comentar la extraña situación y la tremenda coincidencia.


9. Rematar con un: “¿Podes creer esto?, que casualidad, ¿También estudias Odontología? Jajajaj. Esperando el resultado del segundo momento critico.


10. Si todo sale bien ella dirá: “No, jajaj, estudio Cosmética Nuclear”.


11. Tarea concluida.


Perlitas para ir entrando en su vida o en su zona de visión


1. Ingresar al local a comprar algo (sin intenciones de comprar nada) hacer lo posible porque ella nos atienda personalmente, por eso, si se acerca otra vendedora le diremos “no todo bien, estoy viendo nada mas” pero al pasar ella cerca le pediremos ayuda.


2. Si es casa de ropa hacerle sacar varias prendas y en un momento comentarle simpáticamente “Uh, disculpa que te haga trabajar tanto” a lo que ella sonreirá y dirá que es su trabajo y que no hay problema. Nuestro comentario ya nos coloca como un cliente fuera de lo normal, cosa que será recordada en nuestras próximas visitas.


3. Hacer comentarios contrarios al hecho de tener que trabajar a lo que ella asentirá sin dudarlo. Ganaremos su consideración porque notara que nos preocupamos por su bienestar. Y agregaremos “dale, me hago el que te pregunto precios así descansas un rato”.


4. Seguido del punto anterior, viene la pregunta acerca de su identidad. En un momento totalmente inesperado se lanza el glorioso “¿Cómo té llamás?”. Ella contestará y a partir de ahí la llamaremos siempre por su nombre. Se puede agregar la estocada final que es, al escuchar su contestación sobre cual es su nombre, decirle “hola X yo soy XX, mucho gusto”. Se acortarán distancias de vendedora cliente para pasar a otros universos.


5. Es valido actuar cabeza de gato y lanzar el bombazo “¿A qué hora salís?”.


6. Ante la pregunta de ella sobre que talle buscamos, contestaremos “no sé que talle, porque es para un amigo que me prestó una igual (sea la prenda que sea) y se la manche”. Esto nos coloca como persona considerada con los seres queridos y generosa.


7. Buscar regalos extraños para tías gordas. Esto nos coloca como sujetos únicos. ¡Y sí!, ¿Quién le compra algo a una tía gorda?.


8. Preguntar por algún modelito para niños y agregar “es para mi sobrino, yo por suerte soy soltero” y agregar “¿y vos sos soltera?” . Sonrisa asegurada.


9. Obviamente luego de toda la parleta en el local, ya sabremos su dirección y sus horarios de estudio, está en nosotros el saber cruzarla en los momentos justos. Ella nos reconocerá debido a los movimientos realizados en el comercio.


10. Estocada final, al cruzarla llamarla por su nombre y rogar que se acuerde de nosotros (casi seguro si se trabaja bien en la etapa de falso comprador) para terminar con una invitación a tomar un café en horario diurno. ¿Porque café en horario diurno?, porque conlleva menos peligro y podremos charlar con mas tranquilidad y demostrar que merecemos una cena o una ida a tomar algo ya en horario nocturno, donde tiraremos el galgo Dezotti.


Ventajas:


La vendedora jamás imaginará todo lo que hay detrás de ese cliente. El hecho de que ella sea vendedora la obliga a tener buen trato y si el comprador da muchas vueltas en su elección le proporcionará importantes minutos en la vida de la dama. Es diferente este ataque a otros donde la dama es desconocida y se debe inventar una charla de cero. En este caso la charla se da sola y luego se concluye con las investigaciones para llegar al resultado final.


Desventajas:


Peligro de chocar con esas vendedoras de pocas pulgas que no interesan de ser simpáticas con la clientela o la tomemos en un mal día y esto puede generar quemaduras sin retorno. Peligros también de saturarla al aparecer por varios lugares que frecuenta. Se pueden levantar sospechas, por eso se debe actuar con cautela y no excederse en las apariciones.


2 comentarios:

VIKINGO dijo...

entre para hacerme una idea para un chamuyo que estoy preparando, tengo una cajera nueva en la carniceria frente a mi casa y esta un camion; pasa que la carne que venden ahi es de octava.
Ya te comentare como me va ja

juan dijo...

"Cosmética nuclear" JAJAJA